[x]

Rosario fue una de mis bisabuelas, la única que conocí. Ocupar su lugar en la casa que fue suya supuso entrar en contacto con los rastros de su existencia. Su humilde modo de vida, que reciclaba sacos de azúcar para obtener piezas de tela mayores, se oponía al lujoso ajuar bordado requerido para contraer matrimonio. La admiración que me produjo comprobar el cuidado que se ponía en los recursos limitados de que disponía, se oponía a la aversión que me provocaba comprobar que el querer y no poder del pozo sin fondo de las pretensiones de nuestra sociedad, se presentaba ya entonces en estado embrionario. En este contexto se generaron una serie de trabajos que, expuestos a modo de instalación, presentaban un itinerario por la memoria.

21_saco.jpg21_croquis.jpg21_matrimonio.jpg21_novia.jpg21_ajuar.jpg21_biombo.jpg21_18.jpg